El Reino Quántico de los cielos

Si alguna vez has escuchado hablar o has estudiado sobre el Reino de los cielos, descubrirás en este libro las grandes similitudes que tiene con lo que los científicos llaman Universo, reino o mundo Quántico.

En mi opinión personal, llegue a la conclusión que la ciencia y sus científicos descubrieron la espiritualidad y no quieren reconocerla, por lo que le han puesto un nombre con el que se sientan mucho más cómodos, pero al final lo que ellos llaman Quántico tiene las mismas leyes que funciona para cada ser humano en la tierra, sin importar su credo o religión estas leyes son espirituales.

Lee 1 capítulo sin costo

 

Capítulo 1

Mi inicio como estudiante de la vida quántica

Durante la mayor parte de mi vida sucedieron eventos en los cuales yo creí que fueron obra del destino o del azar, fueran buenos o malos en todo caso parecía que estos eventos estaban enojados conmigo porque a menudo me llevaban a donde no quería, me presentaban con personas que no quería o situaciones desastrosas y obtenía resultados igualmente indeseados, no fue sino hasta que dije ¡basta ya! Paren esta vaina que me quiero bajar, no veía un futuro de ninguna forma alentador a pesar de que siempre estuve intrigado por temas del futuro y las predicciones pero no vislumbraba nada prometedor.

Es cuando empiezo a cuestionarme muchas de las cosas que me habían sucedido, había tenido un accidente años atrás del cual no debería estar ni contando pero aquí estoy, con un solo rasguño en mi clavícula como recuerdo, y queriendo detener el mundo, el mío, porque el de los demás no los veía tan mal.

En ese proceso de cambio interno es donde pude encontrar mi despertar el cual me permitió ver en realidad como era que estaban sucediendo estas cosas que no quería y el “para que” así que un día descubrí al culpable de todo ese desastre, justo frente a mí, en el espejo. Este proceso de despertar ha marcado mi vida positivamente porque he descubierto que si quiero algo debo ir por ello, que si no me gusta algo yo mismo puedo cambiarlo, sin culpar a nadie más, aprendí a sobrellevar los procesos con calma y dominar mis emociones que es la base para todo este nuevo universo de luz.

Muchas personas creen que es Dios el que tiene que hacer todo y dicen “si es la voluntad de Dios” esto o aquello, y se quedan esperando a que algo suceda, y pasan años y pareciera que Dios ni siquiera nos ha escuchado porque solo cosas extrañas y contrarias a mis peticiones se manifiestan y luego es muy fácil culparle y pareciera que el Dios de las explicaciones no aparece por ningún lado.

En mi experiencia considero que Dios ya nos lo ha dado todo, nos dio la tierra, el aire, el agua, la semilla, el barro con el que se creó la vasija para regar el árbol, y nos dejó a nosotros la capacidad de hacer la única labor requerida para que un árbol nazca, el cual es tomar estos elementos sembrar el árbol y regarlo hasta que se convierta en un frondoso y bello árbol el cual con su fruto pueda alimentar a alguien, darle sombra, y permitir que muchas otras especies aniden en él.

Esa es nuestra labor, y nos ha dejado la materia con la cual se crean todas las cosas así como la semilla. Es por medio del conocimiento de esta técnica, siendo buenos estudiantes y algunas leyes las cuales estamos expuestos día con día, que podremos tomar el control de nuestra vida y así como un pintor toma un lienzo, las pinturas y brochas con su inspiración y la plasma en un hermoso cuadro, es que podemos hacer lo mismo con nuestras vidas, crear nuestra obra “vida” a gusto, una vida de diseñador, creada a la medida, una vida que has escogido con sus tonos de color y sus grises, pero sabiendo que todo lo que sucede tú lo estás creando con tus pensamientos, emociones, acciones y palabras que son las semillas para plantarlas en el tierra que es el campo Quántico que te llevan a obtener los resultados que deseas.

En este viaje les compartiré algunos de los aprendizajes que he tenido desde 2013 y como éstos han impactado mi vida y la de algunos otros de forma positiva, a conocernos un poco más a nosotros mismos y cómo manejar nuestras emociones, conectar con nuestro ser interior, como crear nuevas cosas que sí estén de nuestro lado y algunas teorías y prácticas de las cuales poder sacar mucho provecho para nuestras vidas.

Expondré algunos estudios científicos que sacan a la luz información que a mi parecer debimos haber aprendido desde la escuela “cuanto hubiese querido tener una clase de física cuántica en el colegio” y comprender con más amplitud los términos y técnicas utilizadas a lo largo del recorrido.

“Nosotros somos los pintores y el lienzo es nuestra vida, imaginarla como la queremos será el primer paso para que el arte se exponga en la pintura y poco a poco tome la forma con la que la hemos imaginado, creándola con cada uno de los matices y elementos que deseamos, seremos los creadores de una vida que si nos agrade, y que la vallamos creando a nuestro gusto, utilizando la física cuántica como plataforma de aprendizaje.”

  • ¿Cómo es la vida que usted desea?
  • ¿Cuáles son las cosas que desea tener?
  • ¿Cuáles son las experiencias y momentos que de verdad anhela?
  • ¿Estás listo (a) para vivirlos?

El campo quántico en mis descubrimientos y opinión muy personal es el Reino de los cielos, donde todo ya está creado y se manifiesta según nuestros deseos alineados con el querer y hacer que a su vez son dadas por Dios y que son su voluntad para mi vida, tomando en cuenta que ya él nos lo ha dado todo, y que no recibimos porque no sabemos pedir.

“El lugar de la búsqueda para la creación de las cosas que deseo es el campo cuántico como tal, donde todas las cosas ya están creadas, no buscarlas en el mundo físico.”

“Lo sutil es nuestra conciencia desde donde todo se origina, lo denso es lo que vemos, cosas situaciones de la vida oportunidades, eventos y experiencias.”

“Nuestra conciencia es la conexión con el campo cuántico, el cuerpo es el vehículo de nuestra conciencia”

“El agua recibe, retiene y moldea las ondas de frecuencia vibratoria es muy moldeable responde instantáneamente a las vibraciones”

Desaprender para re aprender

Aprender a desaprender es dejar de hacer lo mismo y de la misma manera. Es decir, encontrar o descubrir que sí existen otros caminos que permiten llegar al mismo lugar, dejando las limitaciones que comúnmente tenemos, por otras que no hemos experimentado y estamos a punto de descubrir.

Desaprender

Comúnmente tenemos la idea que podemos hacer las cosas siempre de la misma manera y que no existen otras formas de hacer lo mismo. La verdad es que, si exploramos las posibilidades, existen muchas otros métodos e instrumentos para re – crear o transformar la forma como elaboramos las cosas. Este es el caso del proceso enseñanza – aprendizaje.

Aprender a desaprender es dejar de hacer lo mismo de la misma manera. Es decir, encontrar o descubrir que sí existen otros caminos que permiten llegar al mismo lugar, dejando las limitaciones que comúnmente tenemos, por otras que no hemos experimentado.

Aprendemos automáticamente desde el momento de nacer. Aprendemos automáticamente a respirar, y a tener movimientos que permiten sobre vivir. Nuestro corazón late sin ninguna instrucción. Nuestros pulmones aspiran y expiran oxígeno. De allí en adelante, todo en la vida es un constante aprendizaje en donde voluntaria o involuntariamente, el ambiente y el entorno nos motiva a adoptar nuevas ideas, nuevas actitudes, nuevas habilidades que posteriormente se convierten en formas de pensar.

En entornos educativos la palabra desaprender podría sonar contradictoria, pero la idea fundamental de desaprender es independizarse de conceptos o ideas que se inculcan en la vida y en el entorno de la enseñanza y el aprendizaje.

En épocas de crisis el concepto de desaprender significa reconocer que mucho de lo que se ha hecho no ha dado el resultado esperado y que es momento de dejar todas las creencias establecidas y los conocimientos pasados de moda para promover diferencias y cambios. Es iniciar nuevos modelos de mentalidad, de recopilar otra información y de encontrar otras formas de aprendizaje basado en experiencias positivas.

Cambiar de creencias o las formas de estudiar tienen su nivel de dificultad, sobre todo cuando éstas se admiten como las únicas que existen, sin embargo, en la mayoría de los casos desaprender no solo es necesario y útil, si no también comprensible ya que al ensayar nuevas formas de aprender, se alcanzan nuevas metas.

El desaprender también significa aprender y reaprender.

No es fácil aprender algo nuevo cuando se hacen las cosas solos y pretendiendo que sean perfectas desde la primera vez. Es más fácil aprender algo nuevo, cuando tenemos anuencia para equivocarnos. Es difícil aprender algo nuevo, cuando pretendemos saberlo todo en tiempos de cambios y evoluciones constantes.

Antes de preguntarnos

  • ¿Cómo se desaprende?, tenemos que preguntarnos,
  • ¿Qué estoy haciendo?
  • ¿Qué cosas estoy viendo?
  • ¿Qué cosas no estoy viendo?

Desaprender es hacer un esfuerzo consciente para decodificar y reconocer patrones establecidos los cuales nos han llevado al mismo lugar, abandonando zonas de comodidad intelectual.

La definición simple de aprender es tener una tendencia de actualizarse mediante un proceso que permite ensamblar patrones de significado y clasificar experiencias. Es establecer nuevas conexiones que transformen significativamente lo que ocurre en el cerebro y en el organismo humano.

Reaprender es una tendencia de actualizarse cambiando los paradigmas. Es volver a experimentar mediante un proceso voluntario utilizando nuevos patrones para re significar y recodificar experiencias. Es reintegrar y reincorporar nuevas conexiones con una meta proceso que promueve mayor conciencia o más meta cognición.

Reaprender es desestimar y hasta eliminar responsablemente lo que ya no sirve y aprender algo de forma distinta a la que durante años hemos realizado. Reaprender implica un esfuerzo personal y más coraje para innovar como resultado de mucha investigación.

Por ejemplo, cada persona debe encontrar su propia proporción, redescubrir su potencial y dejar atrás las viejas convicciones y los antiguos preceptos de aprendizaje. Uno de ellos, es aprender “de memoria” las definiciones y los conceptos compartidos en una clase o encontrados en algún texto. Esto se remplaza por comprender las ideas, presentarlas en forma de ejemplos y explicarlas con algún caso.

Las nuevas tecnologías permiten realizar varias tareas a la vez, pero el cerebro no está diseñado para eso, ya que sólo puede focalizarse en un asunto. Si se atienden varios eventos a la vez se debilita el aprendizaje y decae el rendimiento.

Las empresas más competitivas en el mundo, recomiendan a sus ejecutivos un cambio de mentalidad para enfocar sus nuevas estructuras. El antiguo estereotipo de una administración inflexible, está siendo remplazado por propuestas con capacidad de cambio, de aprendizaje de nuevas fórmulas organizativas y de nuevos modelos laborales que hacen a las personas más efectivas y eficientes.

Las nuevas materias de clases.

En mi caso particular al hacer mi análisis de cuales métodos estaba utilizando para llegar a ciertos objetivos, me dio la respuesta de cuales materias eran las que no me hacían llegar a dichos objetivos, e investigando me encuentro con ciertos paradigmas que están impuestos en la sociedad y se han incrustado en nuestras mentes durante toda nuestra vida.

Estos paradigmas son la base de muchos otros y por eso se llaman paradigmas imperantes y estos son;

  • Economía (Tengo o no tengo)
  • Ciencia (Se o no se)
  • Política (Puedo o no puedo)
  • Religión (Debo o no debo)

Estos paradigmas fueron parte de mí durante toda mi vida y sin saberlo gobernaban y controlaban todo lo que quisiera emprender y nunca me dejaban ver hacia el otro lado de la barca como les indicó el Maestro Jesús a sus discípulos en Juan 21: 6 cuando tenían todo el día de estar pescando sin tener resultado;

Y Él les dijo: Echad la red al lado derecho de la barca y hallaréis pesca, e inmediatamente todo empezó a funcionar de la manera como debía ser, las redes se empezaron a romper por la cantidad de peces.

Y es precisamente de esa forma como durante mucho tiempo estaba viviendo mi vida tirando la red del mismo lado de la barca sin pescar nada ni obtener resultados.

Para mí el tirar la red del otro lado me llevo a no depender de estos paradigmas para lograr mis objetivos, en el caso de escribir un libro el (no saber cómo, paradigma científico) me limitó durante más de 20 años ya que solo creaba materiales pequeños y en algunos casos muy desorganizados pero siempre soñando, hasta descubrir que podía olvidarme del “no sé cómo hacerlo” y empezar a aprender y llevar talleres de escritura entre otras cosas, poco a poco me llevó a elaborar materiales de mucho mejor calidad, hasta poder escribir mi primer libro, en ese momento me desligue de todo lo que el paradigma de la ciencia me había enseñado y decidí hacerlo de una forma distinta.

El proceso de desaprender que; no es el paradigma el que me indica que puedo o no puedo hacer,  fue un proceso de prueba y error donde empecé a ver resultados en poco tiempo ayudado por la liberación de creencias limitantes y el aumento en mi autoestima.

pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

Filipenses 2:13

Muchas veces hemos leído este pasaje pero no lo interiorizamos, en él me está dando la instrucción de que no es ninguna otra cosa más que Dios quien me da el potencial para poder hacer lo que sea que desee en mi vida y que sea lo que sea  su voluntad el que yo “haga” y poner esto en práctica me llevo a desaprender y a re aprender.

detalles

Adquierelo en PDF o Impreso

Envío a todo el país por correos de Costa Rica  *Envío se cobra por separado

0